Proyecto Mente Omega

Procesos psicoemocionales como el estrés, la ansiedad y la depresión ejercen un gran impacto sobre la salud física, y han llegado a convertirse, según la OMS, en las grandes pandemias del siglo XXI, así como en la segunda causa de absentismo laboral en occidente.
Tras veinticinco años de práctica en Medicina Biológica, he llegado a comprender que esta pandemia es una consecuencia directa de la falta de atención, información y formación en lo relativo a las emociones.
Mi proyecto es compartir información sobre el impacto de la esfera emocional en la aparición de enfermedades y en la creación de la realidad subjetiva, con el fin último de concienciar sobre la extrema importancia de una buena gestión emocional, no sólo en la prevención de enfermedades, sino para acceder a una comprensión más objetiva de la propia realidad.
El Mindfulness, resulta de extrema utilidad de cara a paliar las consecuencias que ha generado la histórica falta de atención y formación en lo relativo a las emociones, ya que aporta la técnica necesaria para acallar temporalmente el pensamiento y explorar el “más allá” de la razón.
Mediante una observación no enjuiciadora de la propia realidad emocional, se adquiere consciencia de esa realidad, y gracias a las herramientas que proporciona el Mindfulness se pueden gestionar positivamente los contenidos emocionales.
Mi intención es proporcionar, a través de esta página web, y mediante cursos, seminarios y retiros presenciales, herramientas útiles de cara a liberar el inconsciente personal de cargas emocionales arrastradas, que condicionan la salud, la calidad de la propia experiencia subjetiva y la comprensión de la realidad objetiva.
Dado que cada uno creamos y experimentamos nuestra propia realidad, cabe cuestionar si existe una realidad objetiva, común a todos, y si se puede llegar a hacerla propia.
Gracias al psicólogo suizo Carl Gustav Jung, hoy sabemos que más allá del inconsciente personal existe un estrato de información colectiva que aporta información simbólica, relativa a las relaciones que conforman la realidad global.
La relación de la conciencia con esa realidad global es un tema de máximo interés en la actualidad, y el papel de la esfera emocional en este contexto también puede resultar clave como elemento mediador y facilitador del conocimiento intuitivo, en el marco del proceso creativo.
Jung dio una importancia capital a la esfera emocional, no sólo como mediadora de la relación mente-cuerpo, sino como facilitadora del conocimiento intuitivo.

“La emoción es el fuego alquimístico, cuyo calor es lo que hace aparecer todo, y cuyo ardor… quema todo lo superfluo, y es también, por otro lado, ese momento en el cual el eslabón golpea el pedernal, y se produce una chispa: la emoción es la fuente madre de toda conciencialización. Sin la emoción no se produce transformación alguna de las tinieblas en luz y de la inercia en movimiento”

C.G. Jung

Liberar el inconsciente personal de las cargas emocionales arrastradas, permite sumergirse en estratos más profundos de lo inconsciente colectivo con una guía emocional confiable, y encontrar allí las respuestas relativas a la relación de la conciencia individual con la realidad global.

Gracias a ese proceso de inmersión profunda podemos comprender la conciencia como el origen de la vida, y simultáneamente como el producto de su evolución en el tiempo.

Compartir información relativa a la relación de la conciencia individual con la Conciencia Fuente representa una parte fundamental de mi proyecto.